HISTORIA

La idea de negocio surgió a raíz de la experiencia de los socios fundadores en un gran laboratorio de referencia, donde se detectó una necesidad no cubierta en lo que concernía a unificación de la nomenclatura de los análisis clínicos.

La gran heterogeneidad de nomenclaturas locales que debía manejar la organización para intercambiar datos con sus interlocutores requería un elevado consumo de recursos cada vez más especializados.

LOGO-BITAC-SENCER-300x56

Se identificó la posibilidad de externalizar el tratamiento de esta información como una oportunidad de negocio. Éste fue el punto de partida, ofrecer a organizaciones sanitarias un servicio especializado en la alineación de pruebas de laboratorio, que funcionando de manera integrada con sus procesos, les permitiera externalizar el mantenimiento de la terminología necesaria para el intercambio de información con sus interlocutores.

Con la colaboración de un laboratorio de referencia actuando como usuario inicial y mediante la construcción de un banco de datos, el desarrollo de una herramienta informática que asistiera en la alineación de términos y los dos emprendedores cubriendo las 2 áreas estratégicas del proyecto: la técnica (biomedicina) y la tecnológica (informática), arrancó BITAC ofreciendo servicios de unificación de datos a laboratorios de análisis clínicos.

La integración de datos de laboratorio en los entornos Historia Clínica Electrónica (HCE), ofrece una complejidad añadida debido al volumen y la variabilidad de las determinaciones analíticas. Por otra parte, uno de los objetivos finales de la integración de información de laboratorio debe ser la comparabilidad de resultados a través de la visualización de gráficos evolutivos.

Para comparar resultados obtenidos en diferentes episodios clínicos, centros, comunidades, países… es imprescindible la utilización de estándares que aseguren la identificación exacta de la determinación realizada. Un error en la identificación, puede llevar al clínico a una interpretación errónea.

Picture1

Después de un detallado estudio de los estándares sanitarios en el campo de los análisis clínicos, se decidió apostar por LOINC® (Logical Observation Identifiers Names and Codes) como vocabulario de referencia.

Más adelante, la colaboración en un proyecto de la sanidad pública, nos abrió las puertas a un nuevo campo con muchas posibilidades: la Historia Clínica Electrónica.

En este tipo de proyectos, orientados a conseguir una Historia Clínica única de un paciente utilizando medios electrónicos, se presenta la necesidad deunificar y normalizar vocabularios heterogéneos, campo en el cual el modelo y la tecnología de BITAC encajaban perfectamente.

En este nuevo entorno, conocimos los vocabularios clínicos orientados a recoger con el máximo detalle los actos clínicos: CIE9, CIE10, NANDA, NIC,NOC y sobre todo SNOMED CT.